Que no hay animales fabulosos escondidos por las esquinas es algo que ya sospechábamos, pero la magia de Fantastic Beasts and how to find them va mucho más allá de las criaturas. Toda la película es una locura de CGI, y este vídeo sobre cómo se hicieron los escenarios es la prueba.

Si has pasado alguna vez por alguna de los rincones de Nueva York en los que transcurre la película es probable que hayas encontrado detalles fuera de lugar, como la anchura de las calles. Cabía pensar que era porque en realidad se trataba de decorados, pero ni eso. El vídeo es sorprendente porque revela escenas que no pensé que fueran completamente CGI.

La mayor parte de la película se rodó en estudios vacíos con paredes verdes en los que los actores tienen que apañárselas para imaginar que están en el ministerio de magia o en una calle de Nueva York ambientada de época. [vía RodeoFX PR]

 

Anuncios